Flexibilización de requisitos residencia fiscal

Flexibilización de requisitos residencia fiscal
Autor
Escrito por Supervielle – de Cores Abogados

Fecha: agosto 13, 2020

En el marco de la política de promoción de inversiones impulsada por el Poder Ejecutivo, el pasado 12 de junio fue publicado el Decreto N.º 163/020, por el cual se flexibilizan los requisitos para que extranjeros puedan obtener residencia fiscal, agregándose nuevas causales a los efectos de configurar la misma.

La situación anterior al Decreto 163/020:

De acuerdo con la normativa aplicable, una persona física es residente fiscal en Uruguay, cuando se da alguna de las siguientes hipótesis:

  1. Permanencia por más de 183 días en el año civil dentro del territorio uruguayo.
  2. Que tenga en Uruguay en núcleo principal o la base de:
  • sus actividades;
  • sus intereses vitales;
  • sus intereses económicos.

Se presume que la persona tiene sus intereses vitales en Uruguay, cuando residan habitualmente su cónyuge y sus hijos menores de edad, con las especificaciones establecidas en la norma.
Con respecto a las actividades o los intereses económicos, se considera que una persona los tiene (salvo excepciones) cuando genere en el país rentas de mayor volumen que en cualquier otro país. Asimismo, salvo que la persona acredite residencia fiscal en otro país, se considera que tiene intereses económicos en Uruguay cuando tenga en el territorio nacional, una inversión:

  1. En inmuebles por un valor superior a 15.000.000 unidades indexadas (1.5 millones de dólares aprox.)
  2. Que implique participación directa o indirecta en una empresa, superior a 45.000.000 de unidades indexadas (5 millones de dólares aprox.), y que a su vez realice actividades o proyectos declarados de interés nacional.

La situación posterior al Decreto 163/020:

Adicionalmente a las causales de configuración anteriormente mencionadas, con el dictado del Decreto 163/020 se considera que la persona tiene intereses económicos, y en consecuencia residencia fiscal en Uruguay, cuando tenga una inversión:

  1. En bienes inmuebles superior a 3.500.000 unidades indexadas (370.000 dólares aprox.), y presencia física efectiva durante el año civil de al menos 60 días en territorio uruguayo.
  2. Implique participación directa o indirecta en una empresa, superior a 15.000.000 de unidades indexadas (1.5 millones de dólares), y se generen por lo menos 15 nuevos puestos de trabajo directo en relación de dependencia, a tiempo completo, durante el año civil. Aquí se elimina el requisito de que deba tener declaratoria de interés nacional.

Cabe aclarar que, a los efectos de la configuración de las mencionadas causales, es necesario que la inversión sea realizada a partir del 1º de julio de 2020.
En conclusión, con la aprobación del Decreto 163/020, se agregan: (i) una nueva causal de inversión en inmuebles con menor valor, pero con la exigencia de presencia mínima en territorio nacional, y (ii) una nueva causal de inversión en empresas con menor valor, pero con la exigencia de la creación de 15 puestos de trabajo.

Otras publicaciones…