La Franquicia Comercial En El Ordenamiento Legal Costarricense

La Franquicia Comercial En El Ordenamiento Legal Costarricense
Autor
Escrito por GLC Abogados

Categoría: Publicaciones

Fecha: marzo 29, 2021

El contrato de franquicia comercial no se encuentra regulado de manera expresa en el ordenamiento legal costarricense; no obstante, esta figura, ha sido aplicada a lo largo de los años en el país, y cada vez toma más fuerza.

Estos contratos, en la actualidad, funcionan a través de la aplicación del Código de Comercio, el Código Civil, Principios Generales del Derecho, doctrina, jurisprudencia, e inclusive normas supletorias como la Ley de Protección de Representantes de Casas Extranjeras, Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, Ley de Información no Divulgada, así como la Ley de Marcas y otros Signos Distintivos, entre otras disposiciones de interés.

En dicho sentido, consiste en un contrato comercial moderno y atípico; que como se mencionó supra está regulado principalmente bajo la figura estándar de un acuerdo bilateral y oneroso.

Entonces… ¿cómo se desarrollan las franquicias en el ordenamiento jurídico costarricense?

Para un efectivo desarrollo de las franquicias en Costa Rica, es de suma importancia que el contrato, como documento base de la relación, sea preciso y específico en todos y cada uno de los detalles que regirán la relación. Es en el contrato, en base a la libertad contractual de las partes, el respaldo legal donde se deben determinar los aspectos esenciales de la relación, tales como royalties, exclusividad, no competencia, Know How, duración del contrato, clausulas resolutorias, legislación aplicable, entre otras; siempre y cuando resulten acordes al orden público y al ordenamiento legal existente, procurando evitar clausulas leónicas, que no sean de aplicación legal.

Asimismo, sería en la etapa precontractual dónde se regularían a través de una oferta la información precontractual que se debe entregar a los franquiciados, ello bajo la misma línea de falta de regulación expresa en el ordenamiento nacional. Será bajo disposición de las partes, según su conveniencia, quienes acordarán la información que requieren para concretar la relación de franquicia en la etapa precontractual.

Abordando algunas consultas generales sobre esta materia, podemos desarrollar los siguientes temas de relevancia:

i. Requisitos legales para el establecimiento de franquicias

Debido a la falta de una regulación específica para las franquicias, los requisitos para que éstas se establezcan en el territorio nacional serían los aplicables de manera general para cualquier empresa.

Ahora bien, para la franquiciante, no es indispensable su establecimiento en el territorio nacional, ésta puede concretar un contrato de franquicia con otra empresa nacional, ya existente o que se configure específicamente para el propósito de la franquicia especifica.

En dicho sentido, el requisito principal, es la existencia de un contrato de franquicia, así como que la franquiciada funcione bajo una persona jurídica legalmente establecida en el Registro Nacional.

Los demás requisitos administrativos y tributarios dependerían de la actividad específica de cada franquicia, y pueden variar entre permisos del Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo, municipales, registros tributarios entre otros, los cuales correrían principalmente por cuenta del franquiciado.

ii. El Know How, la Propiedad Industrial y la Protección de la Marca

El Know How es uno de los principales objetos en un contrato de franquicia, cuya aplicación es aceptada en ordenamiento costarricense.

Tanto el Know How como los elementos relativos a la propiedad intelectual constituyen aspectos esenciales del contrato de franquicia, que incluso los distinguen de otros tales como la distribución.

Ahora bien, en cuanto a la propiedad intelectual e industrial, esta se encuentra protegida, tanto a nivel constitucional, como legal e inclusive, a nivel de derecho internacional, por los convenios que el país ha suscrito. En dicho sentido, toda propiedad industrial debidamente inscrita, es objeto de protección legal, y, en relación a ella únicamente existiría una licencia de uso para el franquiciado.

iii. La No Competencia Post-contractual y sus respectivas clausulas penales

Las clausulas de no competencia post-contractual, así como sus respectivas clausulas penales, han sido aceptadas por los tribunales costarricenses, cuando estas respeten la proporcionalidad y la razonabilidad, en el tanto estén sujetas a limites de tiempo, territorio, y objeto, y que no constituyan prácticas monopólicas.

Especial cuidado, merecen cuando estás son extensivas a las relaciones laborales dentro la franquicia, pues además debe considerarse la libertad laboral de los trabajadores en la redacción de dichas clausulas.

En conclusión, la falta de regulación expresa, se establece como la principal dificultad para los franquiciantes en Costa Rica, puesto que conlleva la necesidad de una adecuada asesoría legal para la formulación de un apropiado contrato de franquicia, el cual vendría a fungir como principal regulación de la relación comercial, documento en el que se deben determinar prácticamente sin exclusión todos los aspectos esenciales de la relación.

En dicho sentido, existe una necesidad imperiosa de legislación expresa de esta materia, por su vital importancia para el comercio nacional e internacional.

 

Otras publicaciones…